Cinque Terre. Oh sole mio!

Después de un día intenso por la Toscana y dos horas de carretera llego a la región de Liguria. Atravieso la marítima ciudad de La Spezia y me enfrento a la escarpada subida del monte que me separa de las Cinque Terre. De nuevo, una carretera de curvas de esas que tanto disfruto sólo que esta vez lo hago con la luz tenue del atardecer llegando a su fin. Llego a Riomaggiore ya de noche y dejo mi coche en la zona alta del pueblo, una terrible cuesta me espera con mi maleta a pulso. Por fin, el mar.

IMG_20170809_163956

Las Cinque Terre, o lo que es lo mismo, Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso al Mare, son el conjunto de estos cinco pueblitos de belleza agreste que miran al mar. En 1997 el Parco Nazionale delle Cinque Terre fue declarado patrimonio de la humanidad. No es de extrañar por tanto que miles de turistas lleguen cada año hasta ellos aunque, en mi opinión, estaría bien limitarlo de alguna forma ya que la masificación turística hace que a ratos sea agobiante pasear por sus calles.

He recorrido cada uno de ellos y la verdad es que todos derrochan encanto aunque me quedo con las vistas de Manarola y Vernazza, además de Riomaggiore que en estos dos días ha sido mi casa. Los tres son de lo más pintoresco con sus casitas de colores y con unas vistas impresionantes al mar.

IMG_20170809_152029
Vernazza
IMG_20170808_143639
Riomaggiore
IMG_20170809_165820
Manarola
Riomaggiore
Riomaggiore
Manarola
Manarola

Eso si, lo que aquí llaman “playas” dejan mucho que desear, sirven para aliviar el calor con un chapuzón pero no son nada reseñables. Generalmente son de rocas en todos los pueblos salvo en Monterosso que si hay arena (no fina, pero arena al fin y al cabo) pero precisamente por ello suele estar muy concurrida.

Hay una antigua ruta que recorre el kilómetro y medio que separa los pueblos de Riomaggiore y Manarola, llamado Via dell´Amore, que me hubiera encantado hacer. Por desgracia, hace unos cinco años que tuvieron que cerrarla debido a desprendimientos habituales.

IMG_20170809_142407

Y como no podía ser de otra manera, la última mención de esta entrada es para él. El mar. Siempre es un placer verlo y escucharlo, con esa calma que transmite y que invita a dejarte llevar por los pensamientos. Desde un pueblito de pescadores donde se puede oler a pescado recién hecho en cada esquina, al resguardo del monte y rodeada de desfiladeros, contemplarlo es un deleite. Os dejo el último atardecer desde Cinque Terre y mañana continuamos camino a Pisa.

IMG_20170809_191928

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s