Firenze. Primera toma de contacto.

Arranco la jornada con la ilusión intacta para emprender camino a Florencia. A medida que va pasando la mañana de tren en tren, con alguna equivocación que otra incluida, voy estando agotada. El viaje se me hace pesado y no ayudan la maleta de 20 kilos con la que tengo que cargar ni el calor en cada cambio de tren.

Por fin sobre las 4 de la tarde llego a Florencia y consigo dejar la maleta en mi “residenza”. Dado que el viaje no ha sido muy motivador, decido tomarme la tarde libre para hacer lo que me apetezca, sin prisas. Y lo que me ha apetecido hacer son dos cosas:

  • La primera de ellas, tomarme un freddo capuccino en una terraza con una de las fantásticas vistas que ofrece esta ciudad. Finalmente he elegido una terraza frente al Palazzo Vecchio, un edificio espectacular  que ha servido tanto de organismo público como de palacio ducal y que a día de hoy alberga uno de los museos con los que cuenta Florencia.

IMG_20170804_184541

  • La segunda, dar un paseo sin rumbo, experimentando las sensaciones de la ciudad teniendo como única guía mis pies. Igual debería dejarles libertad más a menudo ya que ellos me han llevado a contemplar el atardecer desde el Ponte Vecchio. He recorrido sus alrededores y después me he sentado a mirar cómo caía el Sol entre el trasiego de turistas. De repente, un artista callejero ha conseguido convertir este atardecer en perfecto cuando ha empezado a tocar con su guitarra Let her go (Passenger) mientras la luz naranja iba escondiéndose entre los edificios. Ha sido un momento mágico.

Tras mis dos caprichos de la tarde, he vuelto hacia la Piazza Reppublica para cenar algo pero lo cierto es que el paseo ha sido más corto sabiendo a dónde quería ir así que he llegado demasiado pronto y me he dicho: ¿y por qué no seguir andando hacia el lado contrario a ver qué nos encontramos? A sólo diez minutos andando, he visto un cartel en el que indicaba que estaba próxima la Piazza del Duomo y en ella se encuentra Santa Maria di Fiore, la catedral de Florencia. Iba inmersa en mis pensamientos cuando he girado en una esquina hacia la derecha y me he encontrado con ella. Esta vez me resulta imposible describirlo con palabras.

IMG_20170804_204958

Es de las cosas más bonitas y grandiosas que he visto nunca. Podré olvidar los detalles de quién la construyó, a qué estilo pertenece e incluso su nombre pero la sensación de la primera vez que la he visto no se borrará jamás. Me hace feliz pensar que en los próximos días aún podré repetir la experiencia algunas veces más. Os dejo algunas imágenes desde otras perspectivas.

Para ser tan solo una primera toma de contacto, me doy por satisfecha. Descansar, recuperar fuerzas y mañana más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s